domingo, 16 de agosto de 2009

Historia de una puta triste.

(doble click para agrandar).


Esta es una historia contada en imagenes por el subconsciente de una puta triste, si alguien alcanza a comprender la interpretación del subconsciente puede dejar comentario (si no, igual puede dejar comentario).
Últimamente cuando dibujo escucho voces, pero esta vez ya no me asustan, se que son malas pero algo me bloquea y el cansancio parece no hacer efecto hasta que recién termino, cuando mi vista se torna borrosa y llena de estrellas con brillo azulado. Voy al baño a lavarme la cara, mientras lo hago con los ojos cerrados siento que mi reflejo en el espejo de frente se mueve distinto a mi, y pienso una serie de cosas similares.
Después miro al fondo oscuro del pasillo que da a la sala y veo algo -una silueta- sentado de frente en una de la silla mesedora (blanca) de metal. Parece mirarme, por eso apenas lo veo me vuelvo hacía otro lado, y voy a paso veloz a la habitación donde "duermo" y paso la noche viendo sombras pequeñas que sobre vuelan a mi alrededor, escuchando la madera crujir igual que mis dientes.
Duermo realmente a las 5:00 A.M. aproximadamente, porque no dejo de pensar mil cosas y situaciones sin sentido que a veces parecen no provenir o relacionarse con mi vida, igual las imágenes, la energía. Al final todo se relaciona conmigo, pero se que alguien más me dice como hacerlo, como sacarlo y ejecutarlo para el resultado correcto que es siempre una pieza más en el rompecabezas de la intriga casi ilegible, con esa naturaleza tan tediosa, magnífica y la perfección casi absoluta en los elementos manejados, como una telaraña en espiral y puedo hablar tan bien de eso porque se que no es mío.

1 comentario:

Ely Cadillo dijo...

Me gusto.
Un beso, cuidate.