martes, 13 de octubre de 2009

Junun Mufrit




Hola hoy escribo para decirte que mi mente esta enferma, y ya deja de compararme con otras mentes enfermas porque la arquitectura de la mía se torció a su modo y por sus propias razones que no son las tuyas ni las de ningún pedofilo. La mía es un árbol diseñado sin diseñarse, es una lesbiana hambrienta de lujuria, es una niña pequeña y asustada, una adolescente loca y ebria, una joven seria y recatada, una mujer atrevida y segura, una joven de 16 años que busca desesperadamente pareja, etc etc. Pero me cubro con todas ellas para no quedarme vacía, y no se si es la esquizofrenia o existe todo eso que veo, yo quiero vivir en ese mundo por siempre, porque la soledad extermina mis deseos cada vez que la encaro, nose cual en todos estos renglones torcidos es real y cuál no.


 Me ha comparado tanto tiempo con los otros enfermos, como encararmelo para que me aleje de todo eso que veo y siento, pero no saben que es un gen inevitable casi indomable. Como si decirme que no es ningún orgullo padecer de tus facultades mentales evitara algo, como si yo quisiera este delirio eterno, esta maniaco-depresividad que es como el cielo; por lo menos con una pequeña variación cada día, esta maniacodepresividad, esta esquizofrenia que es como la vida misma...


Realidad, ¿Cómo te vuelvo sólida?


Si no te hago sólida tendré que alejarme de todos antes de que esto empeore, antes de perderme para siempre y antes de perderme para siempre, sólo espero haber conocido suficientes personas interesantes, suficientes personas que encuentro y hay muchas que aun no llego a tocar y hastiar con mi energía.


 tengo un destino muy grande ó tengo una locura eterna...

1 comentario:

Jorge Sánchez dijo...

Me gusta este último dibujo tuyo.